Conéctate con nosotros

Columnistas

Diplomacia: Las formas y el modo.

Publicado

en

De pronto no dábamos crédito. Parecía ‘a modo de mentira’, como se dice. Sin embargo en cosa de minutos se dispersó el contenido del documento oficial. Algunos pensaron que era falso y que de ninguna manera el gobierno mexicano podría emitir una respuesta de tal calado. No sería normal. Sería inaudito. Al paso de las horas esto se iba confirmando. Era cierto.

El antecedente es que el 10 de marzo, el Parlamento Europeo aprobó un documento en el que le pide al Gobierno mexicano que actúe de manera firme y contundente contra los ataques a la prensa y los defensores de derechos humanos.

Con 607 votos a favor, dos en contra y 73 abstenciones, los eurodiputados emitieron un texto que resalta uno de los grandes problemas del país, al que ubicó como el más violento del mundo para ejercer el periodismo. Además le solicitó al presidente mexicano que frene la “retórica populista” contra la prensa desde sus conferencias mañaneras diarias.

Y esto se dio en el contexto en el que en México han sido asesinados al menos seis periodistas en lo que va de este año según la ONG Artículo 19, y que desde que se inició este gobierno en 2018 a la fecha, 151 periodistas y defensores de derechos humanos han sido asesinados. El 95% de los crímenes no se resuelven, lo que ha sido otro de los motivos que alega el documento aprobado por los europeos para pedirle al Gobierno mexicano que actúe.

La respuesta mexicana se dio a conocer inmediato. En ella, en un inusual tono, la Presidencia de México acusa a los parlamentarios europeos de haberse sumado “como borregos” a la estrategia “reaccionaria” y “golpista” de quienes están en contra de su proyecto de Gobierno y advirtió: “No olviden que ya no somos colonia de nadie”.

El viernes 11 de marzo, el presidente de México dijo que él había redactado la respuesta. Este documento no pasó por el tamiz de la Secretaría de Relaciones Exteriores que se ocupa de atender asuntos de política internacional desde México y en favor de México. El canciller Marcelo Ebrard guardó silencio.

La política exterior de un país es de enorme relevancia para su propia estabilidad interior, para su estrategia de seguridad nacional, para el intercambio comercial, cultural, científico y tecnológico, para el uso de patentes, para la creación de acuerdos entre países en distintas áreas de interés común; para la solución de controversias por la vía del derecho internacional y la diplomacia para entenderse entre naciones. Cuando esas vías se cierran surgen los problemas y las dificultades para resolverlos.

Cada gobierno tiene su propia forma de entender y operar su política exterior. Hubo presidentes de México para los que ésta fue prioritaria, como ocurrió durante el gobierno de Adolfo López Mateos que estableció relaciones con países con los que México no las tenía…
México ha tenido diplomáticos de alcurnia en el mundo: Matías Romero, Isidro Fabela, Alfonso García Robles, Alfonso Reyes, Vito Alessio Robles, Luis Padilla Nervo… y tantos-tantísimos más. Durante mucho tiempo la política exterior mexicana era al mismo tiempo eficiente como el orgullo de nuestras instituciones.

México fue durante mucho tiempo el refugio de perseguidos políticos en países que salieron de la órbita democrática: chilenos, argentinos, españoles, guatemaltecos. Era un país de brazos abiertos para refugiados y perseguidos por dictaduras y guerras. En México se llevaban a cabo de forma constante reuniones de avenencia entre países o entre grupos opositores de algunos países. Todo en nombre de la diplomacia y eso mismo: “El respeto al derecho ajeno” y la “Doctrina Estrada”.

Hoy la manera de atender a esta política exterior adquiere formas particulares. Han ocurrido problemas, como con España, a la que la 4-T reclama una petición de perdón por hechos ocurridos durante la Conquista hace 500 años. No la ha habido y sí, las relaciones están en modo “pausa”.

Pasa frecuente con Estados Unidos, país con el que de forma constante hay la confrontación por la distinta manera de interpretar los problemas comunes; por la manera como se han dado las cosas en el pasado y porque durante los dos gobiernos recientes han ocurrido sometimientos y ahora discrepancias. Ya hemos dicho aquí mismo lo difícil de las relaciones entre México y EUA, y si a eso se agrega la ausencia de diplomacia todo se complica aún más.

Está el tema de Panamá, a cuya Canciller, Erika Mouynes, el presidente mexicano acusó el 1 de febrero de ejercer la “santa inquisición” por negarse a concederle el beneplácito diplomático al historiador mexicano Pedro Salmerón como embajador en ese país. O el caso de Austria que según el presidente mexicano se niega a devolver el Penacho de Moctezuma y que durante la visita de su esposa a aquel país para solicitar la pieza prehispánica contestaron de mala manera.

O el caso de Perú a cuyo país se anunció la visita del secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O., para apoyar al presidente peruano que enfrentaba una crisis interna, lo que caló muy mal en el país sudamericano acusando a México de “intervencionista”… Hoy el conflicto es con el Parlamento Europeo.

Luego, a diversos países se ha enviado a personajes de la política y la vida pública para ocupar el cargo de embajadores o cónsules. Gente sin experiencia pero sobre todo sin interés por la política exterior y si por la política interior o resultado de esa política interior.

Cada gobierno tiene su forma de atender a su política exterior. El mandatario en turno la dota de su propia personalidad y le asigna la tarea operativa a un Canciller que se supone especialista en la materia. El tema es que todo lo que se diga y todo lo que se haga en razón de relaciones internacionales siempre traerá consecuencias para nuestro país, para bien, o para mal y eso no se debe olvidar en ningún momento.

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Columnistas

Artistas pensantes

Publicado

en

En el marco del Día Mundial del Agua el 22 de marzo, un  grupo de artistas, actores, cantantes, influencers, protestaron en redes sociales contra el cambio de ruta del Tren Maya porque, aseguran que destruye la flora y la fauna de la zona e impacta en los mantos acuíferos indispensables en la selva mexicana del sur y para la vida humana.

Están en el mensaje Kate del Castillo, Ofelia Medina, Eugenio Derbez, Natalia Lafourcade, Omar Chaparro, Bárbara Mori, Rubén Albarrán, Saúl Hernández, Ana Claudia Talancón, entre muchos otros, quienes participaron en una iniciativa de “Ecológicos y ambientalistas” preocupados por el cambio de ruta del tramo 5 del Tren Maya.

A la lectura, ellos se refieren al cambio de ruta sin estudios de impacto ecológico, sin estudios ambientales de vida humana, flora y fauna. Se habla de tala indiscriminada y mayúscula de árboles centenarios, maderas finas y grandes aportadores de oxígeno para la sobrevivencia humana. No están en contra del Tren Maya: sí en contra de ese cambio de ruta sin ton ni son, caprichoso, arbitrario y extremadamente peligroso.

Pero nada, que inmediato desde presidencia surgió la descalificación al grupo de firmantes al que acusa de formar parte de una campaña en contra del tramo 5 del Tren: “Ahora es el Tren Maya; convencen o contratan a artistas, a pseudoambientalistas, supuestamente preocupados por la defensa del medio ambiente y empiezan una campaña en contra del Tren Maya. Cuándo estos artistas, pseudoambientalistas, no se pronunciaron por la destrucción que se iba a llevar a cabo del lago Texcoco”, criticó el presidente el 23 de marzo en su Mañanera.

Algunos de los participantes del video contestaron de forma respetuosa pero contundente: no son pagados, no fueron contratados para ello; simple y sencillamente están preocupados por la enorme deforestación que produce y producirá la nueva ruta y en contra de los mantos acuíferos que son vida para fauna y flora.

Pero a las críticas de Palacio Nacional, se sumaron inmediato las huestes de la 4-T que en redes sociales y por todos los medios descalificaron a los actores y cantantes acusándolos de ‘traidores a la patria’, entre otras ‘lindezas’.

Y ya puestos en lo institucional, un grupo de legisladores de Morena solicitó al Instituto Nacional Electoral –al mismo que quieren desaparecer por mandato supremo–, que sancione a estos artistas por “estar haciendo campaña en contra de la consulta de Revocación de mandato del 10 de abril”. Nada que ver.

El INE contestó que no es el caso, que no tiene que ver con propaganda en contra del proceso democrático, como tampoco podría sancionar a otros actores-actrices-cantantes que hacen propaganda en favor de que la gente asista a la consulta del 10 de junio y a dar el “si” con su voto.

En nada contribuyen estos alardes de obediencia Morenista en momentos que parecen más de desesperación que de consolidación política y de gobierno. La idea original –se dijo- era que “si el pueblo bueno decidía que a mitad del camino se tendría que ir el mandatario, así sería” y para ello se inventó una consulta millonaria en recursos materiales, financieros y humanos, e inútil.

Hay, por otra parte, una enardecida y angustiante campaña nacional, no para la revocación del mandato, como propuso el mismo Ejecutivo, sino en favor de que la gente salga a votar para que siga en el gobierno: cosa distinta. La intensa propaganda y los mensajes personales, o incluso institucionales se orientan a mostrarle ¿a quién? que se valora y se aprecia al presidente y su obra ¿para qué?

La obra del presidente deberá valorarse por sus resultados; no segmentados; no parcializados y orientados a un sector de la población nacional, en un país en el que todos somos mexicanos y hayamos votado o no por el mandatario, es el presidente de México, para todos los mexicanos.

Y es ahí en donde radica la valoración cierta. Un presidente –se entiende en democracia– trabaja por todos los habitantes del país, simpatizantes o adversos –esto es así –.

Debe garantizar la estabilidad y la unidad nacional; debe propiciar mejores formas de vida y de salud para todos; educación, trabajo, seguridad, justicia, igualdad, desarrollo científico y tecnológico,  productividad industrial y agraria, incremento en los servicios pagados. Armonía y paz.

Debe mantener la seguridad nacional y la soberanía nacional a salvo mediante políticas exteriores plurales, amplias y fortalecidas en beneficio de todos aquí… Y tanto más.

Garantizar estos resultados en positivo porque son ciertos, reales, tangibles y no sólo en discurso es la prueba de que un pueblo-país-nación están contentos con su gobernante. Y de ninguna manera se puede forzar a obtener esas simpatías y esa aprobación mediante campañas dirigidas y sesgadas en un sector de la población nacional.

En todo caso, los mexicanos, todos, pero sobre todo los ciudadanos con derecho a voto, serán los que decidan si se aprueba o no esta gestión y a este gobierno en 2024. Si es sí: albricias, habrá sido un gobierno ejemplar; si es no, deberá aceptarse el resultado y no confrontar a los mexicanos.

En lo que respecta a. grupo de artistas que llaman la atención sobre el posible daño ecológico de la nueva ruta del Tren Maya, deberá tomarse muy en serio esta posición y si es como dicen, entonces buscar soluciones, evitar los daños y reconocer errores para garantizar el buen gobierno.

No acusarlos. No señalarlos. No generar discursos de odio en su contra. Sí, aceptar sus observaciones y preservar la vida de la flora, fauna y humana en la zona maya y en todo el país.

Continua leyendo

Columnistas

Asuntos del Peso

Publicado

en

El peso mexicano se encuentra en su mejor desempeño en lo que va de este año al llegar a una cotización mínima de 19.7477 pesos por dólar en las operaciones de la semana previa, sin embargo, el cierre de ubicó en niveles de 19.85 pesos por billete verde, gracias al optimismo que existe entre los intermediarios financieros.

La mayoría de los participantes del mercado creen que las cotizaciones permanecerán por debajo de los 20 pesos por dólar en el corto plazo, gracias a la política monetaria restrictiva que seguirá empleando el Banco de México (Banxico), actualmente la tasa de interés de referencia se encuentra en niveles de 6.50%.

La moneda mexicana también está respondiendo favorablemente a los buenos datos económicos anunciados en Estados Unidos, como fue el caso de la publicación de la creación de 431,000 posiciones laborales durante marzo, avanzando a un ritmo sólido.

La tasa de desempleo en Estados Unidos disminuyó a 3.6% desde 3.8% en febrero, siendo la menor tasa desde febrero del 2020, cuando se ubicó en 3.5%. Esto es favorable para México debido a que envía el 80% de sus exportaciones a Estados Unidos, y las exportaciones son la principal fuente de crecimiento económico de México.

La evidencia de que la economía de Estados Unidos siga creciendo a un ritmo sostenido es una buena noticia para el país y para los flujos esperados de dólares por concepto de exportaciones de bienes y servicios, y las remesas que envían los trabajadores que laboran en Estados Unidos.

El mercado de cambios nacional tomó de manera positivo la expectativa de que los precios de los energéticos se mantendrán en niveles elevados en los próximos meses. Además, los oficiales de Rusia señalaron que las últimas conversaciones con Ucrania habían sido productivas, lo que llevó al mercado a especular sobre la posibilidad de que la guerra concluya en poco tiempo.

Sin embargo, más adelante los oficiales del país ruso se retractaron al señalar que no había avances significativos y que faltaba mucho trabajo para terminar la guerra. El gobierno de Rusia indicó que concentrará sus esfuerzos militares en la región del Donbas, por lo que, no se han detenido los ataques.

A pesar de la incertidumbre en el mercado cambiario, el peso mexicano continúa anclado por las expectativas de un incremento en la tasa de referencia de Banxico más agresiva, acumulando 4 semanas de ganancias consecutivas. El tipo de cambio peso-dólar cerró la semana anterior con una apreciación de 0.99% y un rango semanal de 44 centavos, inferior a los 51 centavos de la semana previa.

En esta semana, se publicarán las minutas de la última decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos, por lo que, los participantes del mercado estarán muy atentos a su contenido, buscando pistas sobre los próximos movimientos del banco central estadounidense.

Adicionalmente, se contará con las intervenciones de varios miembros de la Reserva Federal (Fed), entre ellos Lael Brainard, Patrick Harker y James Bullard hablando sobre inflación, economía y política monetaria y no se descarta que sus comentarios den un respaldo al dólar estadounidense.

Con relación al peso mexicano, el contenido de las minutas de Banxico (se anunciará el jueves 7 de abril) también podría representar un factor de impulso, no obstante, la divisa mexicana se está aproximando a una banda de consolidación, donde operó entre abril y septiembre de 2021, marcando su nivel más fuerte en 19.60 pesos por dólar y que representa un importante soporte.

En esta semana bajo el contexto antes mencionado, el peso mexicano podría mantener un rango de negociación que podría fluctuar entre 19.60 pesos como cotización mínima y 20.20 pesos por billete verde como nivel máximo, con cierta inclinación hacia los 20 pesos.

Continua leyendo

Columnistas

Asuntos del Peso

Publicado

en

Mercado cambiario estará atento al anuncio de política monetaria del Fed

El ánimo de los inversionistas se encuentra por los suelos y estará más ahora que el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos realice el anuncio de política monetaria y decida aumentar su tasa después de dos años de no hacerlo, la cual está prevista para el próximo miércoles 16 de marzo del año en curso.
El tipo de cambio peso-dólar al parecer ya descontó un aumento de un cuarto de punto, por lo que, las cotizaciones podrían mantener relativa estabilidad observándose cotizaciones sobre los niveles de 21 pesos por billete verde, aunque, es importante mencionar que el viernes pasado finalizó en un precio de 20.9695 pesos por dólar.
Es posible que la paridad peso-dólar ingrese nuevamente dentro de un ambiente de movimientos volátiles si la Reserva Federal decide incrementar su tasa de interés de referencia en 50 puntos porcentuales, como algunos analistas está esperando que lo haga la Fed.
La atención de los analistas del mercado de cambios estará en el anuncio de política monetaria de la Fed, donde los participantes del mercado esperan un aumento de 25 puntos base para alcanzar un rendimiento de 0.50%, con el pronóstico de esperar hasta cuatro incrementos más en este año, por las fuertes presiones inflacionarias prevista en los próximos meses.
Las posibles consecuencias tanto en términos de inflación y crecimiento, como en materia de decisiones de política monetaria seguirán ocasionando mucho nerviosismo en los mercados financieros internacionales, sobre todo el estadounidense y europeo.
En el informe de la Fed se espera también la publicación de las proyecciones oficiales de crecimiento económico, inflación, empleo y la tendencia de las tasas de interés domésticas de Estados Unidos para las próximas reuniones de la Reserva Federal.
El mercado cambiario seguirá con movimientos volátiles durante esta semana, explicados por los sucesos en el frente geopolítico, sobre todo si Rusia sigue invadiendo a Ucrania, generando un mayor nerviosismo entre los participantes del mercado.
En la semana anterior, el tipo de cambio peso dólar registró un ligero respiro al mostrar una recuperación, pues a principios de la semana previa, la moneda mexicana había llegado a un precio de 21.47 pesos por dólar, sin embargo, a partir del miércoles comenzó a apreciarse hasta llegar el viernes con una cotización de 20.91 pesos.
El rango de operación resultó de 65 centavos, siendo la tercera semana consecutiva con un rango en estos niveles y con promedio de 4 semanas en 56 centavos.
La recuperación del peso mexicano se explicó en parte por las declaraciones realizadas por un oficial de Ucrania, donde comentó que existe la posibilidad de adoptar una postura neutral frente a Occidente para ponerle fin a la guerra, aunque sin ceder territorio a Rusia.
En esta semana, los participantes del mercado estarán atentos a la evolución del conflicto bélico en Ucrania, así como a la decisión de política monetaria de la Reserva Federal y bancos centrales de Japón, Reino Unido y Brasil, entre los más relevantes.
En Estados Unidos, la Reserva Federal anunciará su política monetaria donde se pronostica un aumento de 25 puntos base en la tasa de referencia y especialmente un tono más inclinado hacia en endurecimiento de su política monetaria por las fuertes presiones inflacionarias por aumento del mercado de los commodities.
Además, se publicará el dato de precios al productor correspondiente a febrero, donde se espera un aumento de 0.9% y términos anuales alcanzaría un nivel de 10%, mientras la subyacente registraría una tasa anual del 8.7%, el mes previo se ubicó en 8.3% en términos anuales.
En el país del norte también se anunciará la cifra de casas usadas con espera un aumento mensual de 5.6%, el mes anterior registró un dato de 6.7%, y se publicará el dato de indicadores líderes a febrero, pronosticándose un incremento de 0.3%, previamente este dato se estableció en -0.3%.

Continua leyendo

En Tendencia